Por . Carlos  Mario Jiménez

 La Fiscalía imputó los delitos de testaferrato y enriquecimiento ilícito a Jorge Iván Díaz Lafaurie.

Acompañado de familiares, amigos, su representante artístico y un grupo de abogados, el cantante Jorge Iván ‘Churo’ Díaz llegó la tarde de ayer miércoles al Complejo Judicial de Paloquemao.

Al artista nacido en Urumita, La Guajira, agentes de la Dijín y la Sijín de la Policía lo capturaron en Santa Marta cuando pretendía entablar una charla con uno de sus abogados, con el fin de pactar su fecha de entrega debido a una orden de captura que expidió la Fiscalía General de la Nación, que lo acusa de testaferrato y enriquecimiento ilícito. Según logró conocer EL PILÓN, Díaz era seguido por las autoridades, que con intercepciones telefónicas lograron ubicarlo y hacerle seguimiento por varios días.

El operativo final se cumplió en un apartamento de El Rodadero, en la capital del Magdalena. El comandante de la Policía Metropolitana de Santa Marta, coronel Gustavo Berdugo, informó a medios samarios que “hubo un apoyo por parte de la Policía Metropolitana en el procedimiento de hacer efectiva esta captura. El procedimiento se lleva en Bogotá”. Posteriormente, ‘Churo’ Díaz fue trasladado a la capital del país hasta la Unidad de Reacción Inmediata de Fontibón, allí permaneció la noche del martes y parte del miércoles.

Después de las 4:00 de la tarde, Díaz fue trasladado al Juzgado 63 Penal de Control de Garantías, donde se realizó la audiencia de legalización de captura, imputación de cargos y solicitud de medida de aseguramiento.

La Fiscalía vincula a Jorge Iván Díaz con los nexos de su excompañera sentimental Beatriz Isabel Castro Pérez, conocida como ‘Mama Beatri’, a quien se la acusa de estafa agravada, en la modalidad de delito en masa, y de concierto para delinquir, detenida desde septiembre del 2015, al liderar una empresa como fachada, Inversiones Costa Azul Castro Pérez SAS, que según el ente acusador dejó en la calle a centenares de familias en todo el país, de las que alcanzó a recaudar cerca de $ 145.000 millones.

La Fiscalía expuso entre los elementos materiales probatorios ante el Juez de Control de Garantías, que Díaz tuvo una relación sentimental con Beatriz Isabel Castro, quien desde la cárcel El Buen Pastor, lo señaló de haberse quedado y disfrutado parte del dinero de la estafa por la cual está detenida. Solo en Bogotá, la Fiscalía relaciona en un primer expediente a 327 de las víctimas. En una segunda carpeta aparece el testimonio de 220 personas más y todas entregaron recursos de la misma manera. Gran parte de esos dineros, según declaraciones de Beatriz Castro, fueron a parar no solamente en ‘Churo’ Díaz, sino en pago a otros artistas de la música vallenata por saludos, a emisoras a cambio de sonar producciones discográficas, en casas disqueras y amigos más cercanos.

Castro Pérez argumenta como prueba para salpicar a su expareja, las propiedades que tuvieron en común y que hoy están supuestamente a nombre de terceros, con el fin de beneficiar a su hijo Adanies Díaz. Una de ellas es una residencia en el municipio de Urumita, La Guajira. Por esa y otras hipótesis, la Fiscalía investiga el aumento en el patrimonio del intérprete, que desde 2012 a la fecha ascendió a más de $2.000 millones.

Otra de las pruebas es que ‘Mama Beatri’ le giró $ 40 millones a una compañía disquera para beneficiar al cantante, su compañero sentimental para la época, lo que se convirtió entonces en un disco de oro después de realizado este desembolso.

La mujer se refiere al disco de oro que la casa Codiscos le entregó al cantante por haber superado las 10.000 copias vendidas del álbum ‘Pura Adrenalina’. Dicho acto se cumplió en el marco de la versión 46 del Festival Vallenato, durante su presentación en el Parque de la Leyenda Vallenata.

‘Churo’ Díaz iba a ser capturado la madrugada del lunes 18 de diciembre del año pasado, cuando un grupo de la Fiscalía y el Gaula llegaron hasta Riohacha para capturarlo, después de que realizara una presentación en el Festival de la Pajara, evento organizado en un barrio de la capital guajira. Sin embargo, ‘Churo’ se enteró de la orden de captura y se bajó de la tarima en la que actuaba, desde ese día nadie daba razón de su paradero.

Hermetismo en audiencia

Desde Valledupar viajó una comitiva a Bogotá para acompañar a Jorge Iván ‘Churo’ Díaz. Al Complejo Judicial de Paloquemao llegaron personajes reconocidos como Jesús ‘El Negro’ Mendoza, su mánager; también la exconcejal de Valledupar, Fabiola Zuleta; y su esposa, María Claudia Aponte.

En el interior de la sala 409 bloque C de los Juzgados de Paloquemao, ya con su abogado Iván Cancino de la mano, Díaz estuvo sentado y escuchó las acusaciones que la Fiscalía le hizo. Se le notó sereno en las fotografías que circularon durante la audiencia.

Periodistas que esperaron la llegada del ‘Príncipe Guajiro’ declararon que “hubo golpes y agresión a la prensa por parte del círculo más cercano” del vocalista.

El juez encargado del caso otorgó un receso que solicitó la defensa de ‘Churo’ Díaz, que como lo dijo en diálogo con EL PILÓN, basó su concepto en la inocencia y en la afirmación que la relación con Castro Pérez era términos de arreglos musicales.

Al cierre de esta edición, este medio conoció que la Fiscalía indicó que Jorge Iván Díaz actuó como testaferro de los dineros que recaudó de manera ilegal a cerca de 400 personas la compañía Costa Azul, entre los años 2013 a 2016, razón por la cual le imputaron los delitos de estafa agravada, enriquecimiento ilícito, y concierto para delinquir, hechos que no fueron aceptados por parte del cantante.

La Fiscalía solicitó medida de aseguramiento en establecimiento carcelario en contra de Jorge Iván Díaz, al indicar que conocía de las actividades ilícitas de Inversiones Costa Azul S.A., pero omitió informar a las autoridades de dichas irregularidades y guardó silencio a pesar de las denuncias de cada una de las víctimas.

 

 Por: Carlos Mario Jiménez

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.