Crónica

Por: Juan Rincón Vanegas

Hace 39 años la canción ‘Mensaje de Navidad’ nació en Barranquilla,  exactamente en una casa del barrio Los Alpes, donde por el poder de la inspiración se unieron el corazón y el sentimiento de un hombre noble y romántico para producir esa obra que le ha dado la vuelta al mundo.

Es el mensaje más llamativo del compositor Rosendo Romero Ospino, ‘El poeta de Villanueva’, quien logró unir la alegría con la tristeza, esa que se siente en esta fecha especial donde el año va camino a despedirse y la nostalgia arropa todo lo que encuentra a su alrededor.

Rosendo ‘Chendo’ Romero, evoca aquellos momentos y se emociona contando en detalle la historia pegada a su piel que lo convirtió con el paso del tiempo en ‘El cantor de las Navidades’, haciendo posible que todos se identificaran y cantaran esta obra que es un himno en esta época de pesebres, villancicos, aguinaldos y de integración familiar.

Precisamente sin dar tantas vueltas, presentó el génesis de su obra cumbre que demoró haciéndola algunos días, cuando el calendario decía que tenía 27 años.

“A comienzo de 1970 Jorge Oñate le grabó al compositor Emiro Zuleta la canción ‘Diciembre alegre’, que solía cantar en mi natal Villanueva. Esa canción me influyó mucho”, indica el compositor recordando su verso inicial.

 

Diciembre alegre te fuiste

diciembre alegre vendrás

y de aguinaldo solo me diste

bello diciembre, un poco

de cosas para recordar.

 

Siguió contando sin parar. “Partiendo de esa canción tenía el impulso necesario para componer un auténtico mensaje de Navidad. Me fui llenando de requisitos y tenía la intención de darle vida a esa canción, pero no me llegaba el momento y comencé a comprar tarjetas y conocer más a fondo del tema. Pensaba y pensaba, hasta que una mañana mi hermano Israel llevó a la casa un acordeón armonizado y de inmediato salió la melodía”. Entonces con el recuerdo cabalgando en su mente cantó:

 

Unos dicen que buena las navidades

es la época más linda de los años,

pero hay otros que no quieren acordarse

de la fiesta de año nuevo y de aguinaldo.

 

Después de cantar el verso continuó su relato. “Es así como mi inspiración me permitió meterme en todas las vivencias de mis propias navidades, esas que fueron muy hermosas y otras no tanto porque recibíamos de aguinaldo una bolita de inflar, un pitico de lata y un buñuelo”.

En medio de sus nostalgias propias del recuerdo imperecedero que se logró con la grabación de Diomedes Díaz y Nicolás Elías ‘Colacho’ Mendoza, expresa. “Estoy satisfecho por el cariño que me expresa la gente, más en esta época. También que otros compositores se inspiraron en la Navidad, pero lamento no haber escrito el verdadero mensaje de la Navidad”.

Entonces cierra los ojos y repite las palabras del ángel. “Gloria a Dios en las alturas y en la tierra paz a los hombres de buena voluntad”.

Él, no se quedó solamente con ese ‘Mensaje de Navidad’, sino que la inspiración lo vistió de Papá Noel y compuso las canciones: ‘Navidad’ (Binomio de Oro de América) y ‘Mil Navidades’ (Martín Elías Díaz).

 

Aquel 1980

 

Desde el año 1980, la canción ‘Mensaje de Navidad’ comenzó a sonar por todas partes, siendo motivo de alegrías y de muchas nostalgias que se percibían de inmediato en el que la escuchaba.

Los años han pasado y Rosendo Romero sigue recordando esos años de su niñez y juventud, y trayendo a colación los hechos que marcaron su vida y que le dieron el alimento necesario para inspirarse y añadirle al folclor vallenato nuevas canciones que hoy hacen parte de su inventario musical.

De repente puso en filas todos los recuerdos y contó por primera vez, como lo señala, que el protagonista de esa canción fue su tío Luis Ramón Ospino Campo, quien se quedó allá en la cordillera lleno de tristeza y acompañado de la soledad. A él, le mandó ese mensaje de cariño que se hizo extensivo al mundo y que hoy es el mejor regalo para el alma.

 

Las navidades de ahora…

 

“Antes la Navidad era algo sublime y muy esperada. Los niños y niñas eran felices con regalos sencillos, pero cambió el modo de vivir porque el progreso y la tecnología abarcaron todo. Definitivamente ahora la Navidad es un pretexto comercial y lo espiritual poco pesa”.

Seguidamente puso muchos ejemplos de su época cuando el niño Dios era el centro de esta fiesta. “El pesebre y los villancicos eran el mejor escenario para recordar el capítulo del nacimiento de Jesús en Belén. La religiosidad primaba ante todo y eso se ha venido perdiendo”.

‘Mensaje de Navidad’, siempre le saca lágrimas a Rosendo Romero al acordarse de las vicisitudes que vivieron sus padres Escolástico Romero Rivera y  Ana Antonia Ospino Campo, ‘La Nuñe’, para sacarlo adelante.

“Ellos, nos guiaron por el camino del amor al terruño, al prójimo y a las cosas bellas de la vida donde Dios marca el camino”, recalca el cantautor.

En todo el diálogo se la pasó sumando las navidades que ha vivido y que lo han llenado de más vida, recordando a ‘El Cacique de La Junta’, Diomedes Díaz, quien con su voz le hizo ese famoso regalo que cada fin de año es la invitada de honor.

De repente tomó su guitarra, la llevó a su pecho, con sus dedos acarició las cuerdas e interpretó esa obra sublime del cancionero vallenato que no se ha cansado de repetir infinidad de veces en todos los escenarios donde se presenta. El canto que tiene una duración de cuatro minutos y 22 segundos, produce el milagro donde un niño, un pesebre, una estrella y unos reyes magos dan vida a la Navidad.

 

Pregonando este mensaje yo he venido

a decirles con el alma y con grandeza

que se olviden de los recuerdos

y se llenen de parabienes.

Les deseo próspero año nuevo

y ventura pa’ lo que viene.

 

Por: Juan Rincón Vanegas