El mes pasado la Fundación del Festival de la Leyenda Vallenata anunció que se aplazaba esta festividad debido a la emergencia sanitaria.

Por: Luz Andrea Gómez Brito

 Encerrado temblando escribí una letra, que detalle mi tristeza, mi ausencia sentimentalcon este sentimiento descrito por el compositor Rafael Manjarrez en la canción que se convirtió en el himno del Festival Vallenato e interpretada por Silvio Brito, así, con ese sentir amaneció el territorio que Alfonso López bautizó como el país vallenato; no es para menos la tristeza del valle, en este abril no se llevará a cabo el tan anhelado evento que enaltece el folclor, el mismo que el ‘Pollo’ López junto a La Cacica, Rafa, Gabito, entre otros, contribuyeron a forjar.

 En esta oportunidad la letra de esta canción que se quedó inmortalizada en los amantes del vallenato, representa la tristeza que embarga a todos los provincianos, turistas y compositores que deben quedarse en casa para salvaguardar su vida y la de los demás debido a la emergencia sanitaria ocasionada por el Covid-19.

En consecuencia, el aplazamiento de la realización del Festival de la Leyenda Vallenata según lo anunciaron las directivas de dicha fundación en una rueda de prensa hecha el pasado 12 de marzo luego de que el presidente de la República, Iván Duque, decretara que no se podían efectuar eventos que contaran con la participación de más de 500 personas hasta el 30 de mayo: “Queda aplazada la realización del 53 Festival de la Leyenda Vallenata, que se desarrollaría en Valledupar entre el 29 de abril y el 2 de mayo del 2020, dando cumplimiento a la medida adoptada por la Presidencia de la República que ordena la cancelación de cualquier evento público de más de 500 personas”, informó en ese momento el presidente de la Fundación del Festival de la Leyenda Vallenata, Rodolfo Molina Araújo. 

 

Tarima del Festival Vallenato.  Foto: Joaquín Ramírez.

 Sin embargo, esta no es la primera vez que esta celebración se ausenta durante este periodo del año, ya que en tres ocasiones se tuvo que efectuar en otra fecha distinta a la que tradicionalmente se lleva a cabo: en 1970 fue postergado a raíz de las elecciones presidenciales en donde ganó Misael Pastrana, y se realizó del 16 al 9 de julio, en 1974 por las elecciones presidenciales cuando estaba Alfonso López Michelsen, y se ejecutó del 16 al 19 de mayo y en 1983 por el terremoto de Popayán se desarrolló del 9 al 12 de junio.

En este mes de abril las piloneras no bailarán al son de su típica canción ni tampoco se apreciarán los concursos de acordeoneros, canción inédita, piqueria, y otros.

El tradicional desfile de carros antiguos también estará ausente. Lugares como la Plaza Alfonso López, el Parque de la Leyenda Vallenata, la Feria Ganadera, entre otros sitios que aglomeran un gran número de personas por las diversas actividades que se acostumbran a realizar en esta temporada, estarán vacías durante este periodo.

Músicos, residentes de valledupar y turistas esperan que cada uno de estos eventos puedan ser vividos en otra época del año, ya que la emergencia sanitaria obligó a aplazar uno de los actos culturales más importantes del país. Sin embargo, a través de las redes sociales del Festival Vallenato se han divulgado piezas audiovisuales con los exponentes de este folclor para promover la música que representa a Colombia. 

 Festival de la Leyenda Vallenata

 El Festival de la Leyenda Vallenata surgió hace más de 50 años, por la motivación de Consuelo Araújo Noguera, Alfonso López Michelsen y Rafael Escalona Martínezquienes en su afán de mantener la tradición cultural de esta región, se propusieron crear un espacio en donde se reuniera todo este género musical que actualmente le da la vuelta al mundo. 

 “Desde sus inicios hasta 1986 este evento era organizado por la oficina de Turismo del Departamento de El Cesar. Luego se creó la Fundación Festival de la Leyenda Vallenata, la cual funciona desde 1987 en las instalaciones de la Tarima Francisco el Hombre de la Plaza Alfonso López. Ese mismo año el festival sirvió de marco para inaugurar la televisión regional, con el canal costeño Telecaribe, que hasta 1998 estuvo encargado de transmitir en vivo y en directo el desarrollo del evento”, informa la Fundación del Festival de la Leyenda Vallenata. 

 

 Las Piloneras. Foto: Joaquín Ramírez.

 Puntos de Vista

 -Juan José Granados: “Es un momento bien difícil porque yo me pongo  como participante que fui, en estas alturas en donde intensificaba  la preparación, llamaba a folcloristas, iba a donde mi papá para que  me corrigiera cada uno de mis errores que tenía en los aires y llamaba a  los amigos para que me ayudaran con canciones tradicionales. Y bueno, siente uno esa  nostalgia porque también será un golpe muy fuerte que va a vivir la región porque hay mucha gente que depende de ellos,  entre ellos nosotros, y es una situación que se sale de las manos, pues por el momento de salud que está viviendo el  mundo hay que entenderlo y tratar de evitar la propagación del virus, y no nos queda de otra que entender la situación y rogar que  las cosas se solucionen rápido, y ver, sentir, nuestro Festival Vallenato”.

 -Silvio Brito: “Lo recibimos con tristeza porque nunca habíamos tenido una situación tan difícil y el que no se pueda realizar el festival es un trastorno porque es un patrimonio nacional; además de ser un festival en el que todo el mundo se llena de jolgorio  en el que venimos a parrandear, asimismo brinda trabajo a mucha gente que viene de afuera y viene a producir. Mucha gente se beneficia porque hace sus negocios y se gana el sustento. Es el evento más grande del país y es una lástima que no se pueda realizar aunque de todas maneras el que controla es Diosél dicta y tenemos que recibir porque es quien manda y designa las cosas buenas y malas. Debemos actuar y comportarnos frente a un hecho difícil y tengamos fe que esto pasa”.

 -Alberto ‘Beto’ Murgas: Uno experimenta un sentimiento de nostalgia porque el festival es un símbolo de toda la región. Se siente ese vacío que uno está experimentado porque estábamos mentalizados para recibir a todos los visitantes que llegaban de todas partes. Pero uno no sabe porque se dan las cosas, estamos aciagos por estas circunstancias que estamos pasando y ojalá nos permitan fortalecernos más y leer sobre la historia del vallenato. Ahorita mismo estoy leyendo un libro que se llama ‘El viaje a la semilla’ de Lasso Saldivarel, quien escribió sobre la vida de Gabriel García Márquez que fue el promotor del vallenato”.  También hice un en vivo con un amigo de Bogotá, en donde hablaba sobre el museo, como evolucionó el vallenato, los juglares, entre otros, fue muy nutrido”. 

 

Por: Luz Andrea Gómez Brito